Patrimonio Natural

Hidrografía, suelos y geomorfología

En San Martín de la Vega el principal y único río es el Jarama, existiendo también una serie de arroyos y barrancos con caudal muy ocasional. El Jarama en su curso bajo, de régimen meandriforme, atraviesa el término municipal en dirección de norte a sur, diferenciándose una zona central ocupada por las terrazas fluviales. La zona occidental y oriental de ambos márgenes del caudal está ocupada fundamentalmente por crestas y cortados yesíferos con suelos del tipo leptosoles y calcisoles. Hay tres unidades geomorfológicos que son:

  • Vegas aluviales, con su cauce, llanura de inundación y niveles de terraza.
  • Páramos y laderas.
  • Coluviales y cantiles yesíferos.

San Martín de la Vega cuenta con seis unidades paisajísticas diferenciadas como resultado de la combinación de las distintas unidades geomorfológicos y los tipos de vegetación:

Ribera

Tiene un carácter lineal, de topografía llana. El grado de diversidad paisajística y de especies es alto, así como su calidad, influyendo el hecho de la presencia abundante de agua así como el existente corredor de bosque de galería. Tiene un alto grado potencial visual por su extensión y visibilidad desde numerosos puntos.

Encinares y coscojares

Tiene una topografía accidentada extendiéndose por las laderas de los cerros y cantiles yesíferos. Posee un alto potencial de vistas sobre el resto de los paisajes del territorio.

Regadíos

Topografía llana con carácter lineal que cuenta con unos contrastes cromáticos muy altos. La calidad paisajística es muy elevada y el potencial visual es impresionante debido a su extensión.

Secanos

Topografía suave y ondulada que se intercala entre el resto de paisajes, presentándose en muchas ocasiones como un mosaico de cultivos y matorral. Tiene un alto contraste cromático debido a los barbechos, cultivos y la vegetación espontánea.

Pinares

Topografía ondulada y sin apenas contrastes cromáticos debido a este tipo de vegetación, pero aporta un alta calidad paisajística.

Cantiles yesíferos

No posee contrastes cromáticos debido a su escasa vegetación y a la ausencia de intervención antrópica. Pero su situación y su orografía le otorgan un alto potencial de vistas desde cualquier otro punto de los anteriormente citados.

Vegetación y fauna

En el término municipal, el tercio occidental en su parte norte está ocupado por amplios bosques de repoblación de pino carrasco (Pinus halepensis), y más al sur abundante matorral gypsóf ilo, cultivos de secano, cereales y algún resto de olivar. El tercio central tiene como vegetación característica los cultivos de regadío, fundamentalmente hortícolas: espárragos, coliflor, lechuga, espinaca, repollo, alcachofa, tubérculo y maíz. El tercio oriental está ocupado mayoritariamente por matorral, espartales, romerales, encina, quejigo. Allí abunda la caza menor y numerosas especies de vertebrados y microvertebrados. En esta área existen algunos humedales como el de la presa de Gózquez, configurado principalmente por cañaveral de enea y los de los Albardales (Zona de Reserva Ornitológica) y el Parque Tierno Galván, ubicados sobre un meandro abandonado del río Jarama con abundante cañizo. Estos humedales, pese a la proximidad del casco urbano, son habituales zonas de paso de aves migratorias, e invernada de otras, que en la época estival marchan más al norte. Es normal encontrar ánade real, somormujo, porrón común, porrón moñudo, focha común y aguiluchos laguneros. Además, hay abundantes paseriformes, limmícolas, escribanos, zorzales, etc. En las márgenes del río también es normal encontrar tarays y chopos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This