Policía Local inicia una campaña de vigilancia del uso del cinturón y SRI

Coincidiendo con el inicio del curso escolar y con la operación especial que ha puesto en marcha la Dirección General de Tráfico, la Policía Local ha iniciado entre el 11 y el 17 de septiembre una campaña intensiva de vigilancia del uso del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil con el fin de concienciar a los vecinos de su importancia como un elemento básico y fundamental de la seguridad vial, cuya utilización reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente.
Para ello, se están estableciendo diversos dispositivos en los accesos al municipio así como en las inmediaciones de los centros escolares, en los que los agentes de la Policía informan a los vecinos sobre el obligatorio empleo de este sistema de protección al volante. El concejal de Seguridad Ciudadana, Sergio Neira, ha aclarado que “se prestará especial atención en controlar que los menores vayan correctamente sentados en sus sistemas de retención infantil, en una semana en la que centenares de escolares comienzan un nuevo curso y muchos de ellos son trasladados en vehículo privado al colegio”.
Según ha informado la DGT, “no llevar puesto el cinturón de seguridad en el vehículo es la segunda mayor causa de muerte en carretera, después del exceso de velocidad, pero por delante del alcohol al volante, por lo que su uso correcto es útil en cualquier trayecto y en todos los asientos” y que “en España, el 28% de los fallecidos en accidente de tráfico durante el verano, ocupantes de turismos, no hacían uso del cinturón de seguridad en el momento del accidente”.
Por su parte, desde la Policía Local han recalcado que el uso del cinturón de seguridad puede “impedir que el ocupante salga expulsado del vehículo en caso de impacto; al igual que se lesione a otros ocupantes”. Asimismo, al coincidir con “la vuelta al cole” han recordado que “las prisas y los desplazamientos cortos para llevar o recoger a los niños del cole no son excusas para llevar siempre puesto el cinturón de seguridad y a los niños anclados en sus sillas respectivas” y que “este tipo de desplazamientos cortos es donde se acumula el mayor número de conductas de riesgo”.
El traslado de los menores en el vehículo es responsabilidad del adulto, por ello, la DGT recuerda que los menores de edad de estatura igual o inferior a 135 cm que se desplacen en vehículo, además de viajar con el sistema de retención infantil adecuado a su talla y peso como la norma exige, deberán ir sentados obligatoriamente en los asientos traseros de los vehículos, excepto cuando el vehículo no disponga de asientos traseros, cuando todos los asientos traseros estén ya ocupados por otros menores de las mismas características o cuando no sea posible instalar todos los sistemas de retención infantil.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This